CATALUNYA DE OESTE A ESTE

(CastellonroiSant Quirze de Besora)

Distancia: 143 km                               

Fecha:  19 Agosto 2006

No cabe ninguna duda que nos encontramos en una privilegiada zona para la práctica del parapente, he  idónea para el vuelo de cross. Situada en la franja de Aragón a escasos  3 km. de la provincia de Lleida. Son ya varios los vuelos de distancia realizados en los últimos dos años.  100, 120 y ahora 140 km. empiezan a engrosar el historial de esta zona y avalan su potencial de  vuelo.

Este fin de semana se celebraba la 3º concentración, Open de distancia, y por segundo año consecutivo prueba de la Lliga Catalana de Parapente. La previsión y después del paso del frente frío durante los días pasados, auguraba unas optimistas jornadas de vuelo. La prueba que se plantea es un gol en Berga a 110 km. Quien consiga llegar y quiera continuar, recogida asegurada. En la mente de mucha gente estaban los 145 km. del record

A las 13h se abre la ventana, las condiciones térmicas son buenas y se pueden empezar a girar algunos núcleos que vamos encontrando por la ladera. El viento de W. es aceptable y aunque cerca del relieve podía provocar algún problema a los pilotos que vuelan bajos, en altura, parece perfecto para viajar hacia el E. La trayectoria a seguir hasta Berga y de allí en adelante estaba muy clara en mi cabeza, y solo me preocupaba la actividad térmica y el viento que me encontraría por el camino, principalmente al inicio y al final del vuelo. La clave estaría en la velocidad, y como no, la suerte que se necesita en algunos momentos puntuales del vuelo. Por experiencia sabía que los primeros 20 km. antes de llegar a Àger serían complicados, luego venía el tramo mas largo 90 km. Àger-Berga que aunque no exento de dificultades era el más conocido, y que con buenas condiciones se hacia bastante asequible. Finalmente los últimos km. de vuelo serían una incógnita y dependerían en gran medida de la rapidez del vuelo. Era necesario llegar a   Berga, con tiempo suficiente para afrontar la última parte con una calidad térmica aun buena.

Sobre las 13,15 h. empezaba a girar una potente y constante térmica de +3 que me dejaría a 1700 m. suficientes para dirigirme directamente a Trago, cruzando el valle de Baldellou, y el pantano de Santana. La ladera de Trago es un necesario apoyo antes de asaltar la larga transición de los llanos de Milla, y el Pla de les Bruixes. No tardaría en aprovechar una potente térmica que me catapulta hasta los 2100 m. y me abriría las puertas del valle de Àger. Era increíble en menos de 1 hora estaba en Àger, la primera dificultad del día estaba conseguida. Por delante, unas impresionantes calles de nubes deberían facilitarme el camino hacia Berga.

Con la consiguiente euforia y para ganar tiempo, cometo el error de cruzar el valle de Àger trazando una diagonal hacia Terradets, el resultado, es una considerable perdida de altura que me deja muy bajo frente al pueblo de la Atmella del Montsec al final del valle. Para salvar la situación tengo que acercarme a los barrancos de la segunda ladera del Montsec, donde suelen dispararse buenas térmicas que pueden sacarme del apuro, el inconveniente es el viento de w. que llega sotaventado por estos sinuoso rincones. Empiezo a ganar los primeros metros de forma muy dinámica realizando algunos ochos; me sorprende la suavidad con que consigo subir, sin embargo, y como era de esperar, no tardaría en disparase un pelotazo de lo mas violento que no me atrevo ni a girarlo por la proximidad con las paredes que tengo detrás, además, la turbulencia del sotavento del morro de Tablones se sumaria al caótico ascenso;  aguantando como puedo la vela encima de la cabeza espero que  a llegue un instante de tregua para  alejarme lo antes posible, del lugar. 

Cruzo Terradets en dirección a Vva. de Meia,  sobre la Pedrera de Meia, una buena térmica me llevará hasta los 2500 m. lo que me servirá para enfilar la calle de nubes que desde aquí llegaban hasta Oliana. Al principio me cuesta mantenerme debajo de ellas, creo que no estoy en el lado bueno, y no funcionan como me esperaba. Llegando al Port de Comiols vuelvo a ganar metros hasta la base de otra nube que me abrirá el camino, ahora autopista hacia Port del Compte,. Son las 15 h.40 y me encuentro cruzando el pantano de Oliana, llevo 75 km. en 2h.30m. y faltan  unos 35 km hasta Berga, aunque antes debo cruzar una  zona con importantes relieves y valles, Port del CompteSant Llorenç de Morunys, Sierra de Guixers, Rasos de Peguera; por suerte en ningún momento bajo de los 2000 m. y voy encontrando buenas térmicas;  solo incomodado por el fuerte viento que aunque me ayuda a volar rápido me preocupaba por si tuviera que afrontar algún punto bajo. Consigo llegar a Berga con 2700 m y sin contratiempos, me tomo unos minutos de relax contemplando el majestuoso paisaje que se abre a mis pies. Son las 17h. y llevo ya 110 km.

Ahora empieza la última parte del vuelo, a mi favor tengo la rapidez con que he llegado hasta aquí, todavía me quedan un par de horas buenas de vuelo.  En contra, un tramo de 40 km. hasta Torelló con poco relieve y sin nubes. Tengo que encontrar el camino térmico; ahora las calles de nubes se encuentran lejos, mas al N., y al E. a unos 50 km. la confluencia. Aunque es un día con gran actividad térmica los techos no han sido muy altos, en ningún  momento he conseguido alcanzar los 3000 m. y al viento le sobraban unos poquitos  km. Si durante el primer tramo de vuelo el GPS registraba velocidades de 20- 24 km/h de viento de W, ahora empiezan los picos de 30 km/h. Estoy llegado a los 140 km. y hace rato que voy perdiendo metros, me encuentro con escasos 1200 m. unos 400 sobre el suelo y todavía tengo que cruzar el valle del Ter hacia Torelló, necesito encontrar un térmica, si no, el vuelo pronto llegara a su fin, aunque intento ganar metros hacia el sur respecto a mi posición actual, pues intuyo alguna posibilidad que se materializa con una suave pero constante ascendencia, consigo ganar unos escasos 100 m pero que me vuelven a dejar fuera de la dirección que quería llevar, perdiendo la última posibilidad  de alcanzar los 150 km. Terminaria aterrizando en Sant Quirze de Besora con unos merecidos 143 km.